Escrito por:

Euphoria: La Reflexión después del glitter

Rafael Lechado

Rafael Lechado es el creador de Echados Viendo Tele, podcast hecho en Nicaragua acerca de series y películas, con una mirada sincera y desde adentro sobre lo que provoca este preciado entretenimiento.

9 diciembre, 2020
|
Escrito por: Rafael Lechado
El episodio especial de Euphoria nos muestra potentes reflexiones sobre la vida, la muerte y la inestabilidad emocional.

Euphoria se ha convertido en un fenómeno muy interesante de la televisión moderna, de esta era dorada en que cada vez más producciones van rompiendo esquemas e intentan situar su propio lenguaje en la gran bitácora del entretenimiento.

Con mucho glitter, cámaras rotantes y cinematografía top enamoraron a muchos en la Temporada 1, sin embargo ahora con el Episodio Especial Parte 1: Rue, cambian toda la fanfarria por un ambiente muchísimo más íntimo, cálido y a la vez desgarrador.

euphoria, especial rue, hbo,

Casi como una obra de teatro, vemos a dos personajes sosteniendo una conversación profunda en medio de una noche desoladora, en que el existencialismo y la redención serán un eje importante para revelaciones del alma. Sí, así como si fuese un ensayo de una obra de estudio, así se percibe este Especial que nos regaló Euphoria para despedir este tan triste 2020.

Hay que destacar además que esto fue filmado durante pandemia del COVID-19, por eso todo ocurre prácticamente en una locación, pero la razón que suceda así queda a la perfección, gracias a la visión del creador, director y escritor: Sam Levinson.

Espiral en descenso

Rue está devastada luego del supuesto abandono de Jules en la estación de trenes. Eso hace que justifique el tener que volver a las drogas, de las cuales ya había estado limpia un tiempo. Esa recaída nos dejó un momento impresionante de cierre de temporada, pero acá vemos el después de todo ello, la reflexión tras la tormenta.

El comienzo de este Episodio Especial de Euphoria muestra una idealización de Rue en su relación con Jules; intimidad, besos de desayuno, un sol que calienta y no quema, ese que abraza los cuerpos de estas dos chicas que profesan amor con efervescencia y sutileza a la vez.

euphoria, especial rue, hbo,

Pero ni en sus fantasías Rue huye de las sustancias tóxicas. Rápidamente la vemos en el baño inhalando el veneno, al salir la vemos con su hoodie rojo (con todo lo que esto significa por su padre) en un restaurante. Es de noche, es Nochebuena, y quien la espera no es otro más que Ali, su sponsor, quien está ahí para ella cuando ésta se encuentra al bordo de otro colapso emocional.

Ali no es ningún ingenuo, lleva muchos años sobrio y sabe la cara más fea de la dependencia a las drogas, por ello inmediatamente se da cuenta que ella está drogada, momento para que comience una especie de intervención de un verdadero mentor, y con ello que comiencen casi 50 minutos de unas de las pláticas más profundas jamás filmada para la tv.

Reflexiones de la vida y la muerte

euphoria, especial rue, hbo,

Rue es una adolescente y de eso no hay que perder de vista, por eso a veces se muestra renuente a los consejos que le brinda Ali, aunque a final de cuentas también sabe que necesita de sus palabras para seguirse sosteniendo, por que el borde lo tiene muy cerca y lo acaricia con un cariño enfermizo.

De parte de Ali tendremos exposición de temas que van desde lo político y las falsas revoluciones modernas; el existencialismo de Dios, con contestaciones poderosas por parte de la adolescente; la necesidad de aceptar la auto redención; los propósitos de la vida; la enfermedad de las adicciones y sobre todo de la aceptación de nuestro lugar en el mundo.

Los diálogos son reales, con absoluta apertura emocional y unas actuaciones brillantes, perfectas, inigualables. Fácilmente tanto a Zendaya como a Colman Domingo pueden nominarlos a premios con tan solo este episodio.

Lo que queda por venir

Existen algunas incorporaciones de nuevos conocimientos que parecen calar en Rue luego de esta conversación tan dura y reveladora. Aunque igualmente vemos cómo tiene un desequilibrio emocional muy acentuado y que la idea de no «existir mucho tiempo en este mundo» la acecha desde las sombras.

Sin embargo la esperanza nunca se pierde y en un ambiente de Navidad menos, por eso con un «Ave María» interpretado por el siempre excelso Labrinth mientras vemos la mirada perdida de Rue bajo la estela nocturna, puede que retome el camino que merece, si es que ella así lo acepta.

¿Qué opinan, Cinéfilas y Cinéfilos? ¿Ya vieron el último especial de Euphoria?

Escrito por:

Euphoria: La Reflexión después del glitter

Rafael Lechado

Rafael Lechado es el creador de Echados Viendo Tele, podcast hecho en Nicaragua acerca de series y películas, con una mirada sincera y desde adentro sobre lo que provoca este preciado entretenimiento.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *