Escrito por:

Family Romance LLC: Las Mentiras que Nos Contamos

Alejandro Ohtokani

Un romántico-crítico de la vida. Fanboy de Bergman y Walter Mercado.

21 julio, 2020
|
Escrito por: Alejandro Ohtokani
En Family Romance LLC, Herzog se cuestiona sobre la validez de las respuestas emocionales ante una de las más grandes mentiras: el cine.

¿Qué significa realizar cine? ¿bajo qué principios se filma? y ¿cómo es la relación de las personas espectadoras con él? Estas son algunas de las preguntas que suelen reflejarse en la obra del cineasta alemán Werner Herzog, quien en su vasta filmografía se ha decantando -en su mayoría- por el formato documental para ensayar sobre las respuestas a tales interrogantes. 

Por ejemplo, en Grizzly Man utiliza la historia de Timothy Treadwell -un amante de los osos- que falleció tras un fatídico ataque del animal que tanto amó, para dialogar sobre la creación de la ficción, el respeto y cómo hay líneas que nunca deben cruzarse: tanto aquéllas que forjamos con las demás especies con las que coexistimos en el planeta, como la responsabilidad ética de quien hace cine con quien/es son filmados/as.

Esto último queda reflejado en la negativa del director a reproducir el audio (supuestamente existente) sobre los minutos finales de su protagonista. Aprendiendo de sus errores y así respetando tanto su vida como muerte.

Family Romance LLC
Werner Herzog
Grizzly Man

Capitalizar la soledad

Bajo otros cuestionamientos, pero sosteniendo el mismo ímpetu de interrogarse respecto a la profesión, ocurre Family Romance LLC. Película presentada fuera de la competencia oficial de Cannes en su más reciente edición y que la plataforma MUBI añadió a su catálogo a inicios de este mes, la cual relata la historia de un alquiler de acompañamiento japonés, donde diversos actores emplean su talento para fungir de aquello que el cliente desee: un familiar, amigo, pareja, etc. 

El propósito implícito de este acuerdo es el subvertir la adversidad cotidiana, enfrentarse a los sentimientos de soledad y fracaso que abundan en la sociedad. La trama de Family Romance LLC se centra en uno de sus histriones, su cotidianidad laboral y los debates internos y éticos que surgen en él tras la poderosa conexión emocional que forja con una madre e hija, ante quienes interpreta al esposo/padre que las abandonó. 

Family Romance LLC
Werner Herzog
Grizzly Man

El cine como artificio

En esencia, Family Romance LLC homologa su profesión con la del protagonista, ambos cumplen la misma función bajo métodos similares: elaboran ficciones verosímiles y a través de las mismas generan una cierta emocionalidad en las personas que acuden a su encuentro, con quienes ya existe un acuerdo tácito a ser partícipes en la mentira.

Werner encubre el predeterminado trazo escénico, la composición de planos y diálogos, bajo una estética documental a la que suele atribuírsele el sinónimo de verdad, de hecho este factor confundió a parte del público, hasta el punto que pensaban que lo retratado en pantalla era una historia real.

Y a partir del personaje principal -quien a su vez equipara su trabajo al de los robots que atienden toda necesidad de los inquilinos de un hotel-  se cuestiona sobre si hay o no nobleza en el acto de realizar cine: ¿aquello que sentimos es igual de válido si proviene de una mentira? O al contrario, ¿sólo nos hace más daño el evadir la realidad y sus claroscuros? 

Tal pregunta hace eco y nos sitúa en una posición incómoda sobre nuestro papel como personas espectadoras, pues tampoco somos diferentes a quienes asisten al susodicho alquiler japonés, ¿acudimos a una película/serie para escapar del dolor que trae consigo la vida misma? 

Family Romance LLC
Werner Herzog
Grizzly Man

¿Hay verdad en la mentira?

El desenlace de la cinta parecería ser una respuesta afirmativa a dichas preguntas, donde tanto artista como espectador/a buscamos lo mismo: el cine como la gran mentira en que aceptamos creer como paliativo al complejo mundo que habitamos. 

Sin embargo, me remonto nuevamente a Grizzly Man como contrapunto complementario y menos pesimista, específicamente a aquellas secuencias donde el director alemán elogia la belleza de ciertas imágenes filmadas por Treadwell, pues preconcebidas o no, contienen una verdad innata sobre la naturaleza de su protagonista, como el ambiente que le rodea.

Lo mismo es aplicable al séptimo arte, el cual va más allá de ser un placebo, pues como la filmografía de Herzog, a pesar de la ficcionalidad que envuelve su creación, nos confronta situándonos frente al espejo, surge de/y genera inquietudes/emociones genuinas, que permiten entendernos y conectar con los demás.

¿Cinéfilas y Cinéfilos, ustedes verán Family Romance LLC? ¿Qué les parece?

Escrito por:

Family Romance LLC: Las Mentiras que Nos Contamos

Alejandro Ohtokani

Un romántico-crítico de la vida. Fanboy de Bergman y Walter Mercado.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio está protegido por reCAPTCHA y se aplican la política de privacidad y los términos de servicio de Google.