Escrito por:

La maldición roja

Alex Najar

Músico, bajista, ingeniero en audio, productor musical, cinéfilo, geek y chilango. Alguna vez oí decir que la vida una película...

Tag-Along 2

Terror

Fecha de Estreno

19 octubre 2018

Director

Cheng Wei-hao

Escrita por

Chien Shih-keng

Elenco

Rainie Yang, Hsu Wei-ning, Francesca Kao

2 noviembre, 2018
|
Escrito por: Alex Najar

The Tag-Along 2 (aka La maldición roja) es una cinta de terror taiwanesa dirigida por Cheng Wei-hao quien, a pesar de ser bastante joven, cuenta ya con una filmografía numerosa.

Esta película es una secuela, pero no es necesario haber visto la primera parte para poder adentrarnos en su aterrador argumento. The Tag-Along 2 está lo suficientemente bien escrita como para entender la trama previa; y se siente como una película independiente, a pesar de que dé un cierre a ambas entregas.

¿De qué va?

La maldición Roja nos cuenta la historia de Li, una trabajadora social y madre soltera que está en la búsqueda de su hija adolescente después de que ésta desaparece inesperadamente. La investigación pronto relevará que su hija fue vista por última vez en compañía de una misteriosa niña vestida de rojo.

¿Inspirada en hechos reales?

La cinta está inspirada en una famosa leyenda urbana taiwanesa, que refiere que una niña vestida de rojo se aparece a la gente que está próxima a morir. La creencia en esta niña fantasma se ha documentado en supuestos videos; incluso, en otras partes de Asia también se habla de su existencia, aunque con diferentes interpretaciones.

Para aquellos que estén familiarizados con el cine asiático, especialmente con el de terror, sabrán que posee elementos bastante particulares, como que la piedra angular de sus historias sea el choque entre lo sobrenatural y lo moderno, donde se involucran siempre aspectos religiosos. Además, también se juega demasiado con el terror psicológico buscando que sus secuencias causen fácilmente cierto efecto en nosotros.

Una fórmula que funciona…

Las historias de terror son proclives a alterar nuestra psique y, cuando involucran niños, parecen afectarnos de mayor manera. ¿Será que la idea de esta inocencia propia de la infancia al ser corrompida por la maldad es un tema que no sólo nos perturba de manera particular?

Sea como sea, La maldición Roja tampoco es la excepción ya que el recurso funciona a la perfección.

Lo bueno

Si están buscando una historia simple que los atrape, sin duda ésta es una gran opción. Los jump scares, si bien son un tanto previsibles, creo que son los suficientes como para no aburrir a los espectadores.

Además, se agradece que La maldición Roja no sea tan predecible como parece. Durante la película, ocurren algunas cosas que dan la impresión de que la trama va a tomar cierto rumbo; pero cuando vemos que ocurre algo inesperado, la cinta adquiere dinamismo.

También hay un momento bastante “cursi”, muy característico del cine asiático, que aquí me parece bien justificado, y que incluso es indispensable para el desarrollo de la historia.

Su mayor problema

El mayor problema de La maldición Roja está en los efectos especiales, los cuales convencen excepto en el último acto, donde se evidencian sus limitaciones y, en lugar de sumar a la historia cuando está entrando en su mejor momento, acaban restándole demasiado.

En conclusión:

Me parece que la cinta tiene una gran primera mitad, pero que pierde su fuerza llegando al final. A pesar de eso, considero que La maldición roja es una película obligada para los amantes del cine asiático y del cine de terror en general, y creo que también es una gran alternativa para aquellos que estén buscando ver una buena historia.


Si ustedes ya la vieron, cinéfilos, cuéntenos en los comentarios qué les pareció y díganos qué otra película de terror asiática nos recomiendan.

Escrito por:

La maldición roja

Alex Najar

Músico, bajista, ingeniero en audio, productor musical, cinéfilo, geek y chilango. Alguna vez oí decir que la vida una película...

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *