Escrito por:

Los chicos de la banda: realidad LGBT en los 60

Mónica Castellón

Cinéfila, estudiante de comunicación

7 octubre, 2020
|
Escrito por: Mónica Castellón
Los chicos de la banda explora conmovedoramente los obstáculos que enfrentaron los hombres homosexuales a finales de los 60 en la ciudad de Nueva York.

La película de Netflix cuenta la historia de Michael (Jim Parsons), un hombre de 40 años, que organiza el cumpleaños de uno de sus mejores amigos, Harold (Zachary Quinto), junto con miembros de un grupo gay: Donald (Matt Bomer), Larry (Andrew Rannells), Bernard (Michael Benjamin Washington) y Emory (Robin de Jesus).

Sin embargo, lo que comenzó como un encuentro amistoso para celebrar, se convierte en un intenso drama cuando Michael les propone llamar a la persona que siempre amaron, pero que nunca se atrevieron a confesar sus sentimientos. 

La historia está basada en la famosa obra de teatro escrita por Mart Crowley, que ganó mucha popularidad después de obtener un Tony en 2018. Para la versión cinematográfica, todo el elenco repite sus papeles de la obra y también es dirigida por Joe Mantello. Los beneficios de meses de ensayo y una carrera en Broadway son evidentes en la naturaleza fácil y familiar con la que los actores se comunican y abrazan calurosamente. A ese grupo se unió como productor el talentoso Ryan Murphy.

La historia de Crowley tiene lugar un año antes de los históricos disturbios de Stonewall en el barrio de Greenwich Village de Nueva York que solidifican el movimiento de liberación gay.

Los Chicos de la Banda

Lo más atractivo de la película

La película tiene una gran cantidad de diálogos, los personajes tienen largas conversaciones sobre el amor, salir del closet, la fidelidad, la rutina, los estereotipos, etc. Se ve natural y se disfruta ver cómo debaten. Además, la mayoría de la película se desarrolla en un solo departamento y esto crea una atmósfera bastante privada en la película.

Sin embargo, no todo es risas y diversión, en el fondo de la conversación los personajes hablan sobre el odio que se tienen a ellos mismos por no poder llevar una vida heterosexual. Deben ocultarse y fingir por el miedo al rechazo y la violencia. Debido a toda la discriminación, este grupo de amigos LGBT se reúnen para ser quienes son en privado, es un momento de liberación en donde los vemos felices, bailando y riendo con su personalidad tan única.

Los Chicos de la Banda

Actuaciones 

Aunque las actuaciones pueden llegar a ser un tanto exageradas, se debe tomar en cuenta que la historia está basada en una obra de teatro y los personajes quisieron llevar exactamente la misma esencia a la pantalla.

Jim Parsons, simplemente lo miramos y vemos el núcleo emocional y radical de este personaje. Entendemos que la gran inteligencia de Michael se dirige hacia un camino frío para su supervivencia psicológica. De esta manera, Parsons tiene éxito como centro de base de la película.

Zachary Quinto, llega con un personaje que está destinado a cambiar toda la dinámica de la fiesta. Pero la apariencia de Quinto, es extraña y más teatralizada. Entonces, durante unos 10 minutos en el medio, la película se hunde en el momento que debería dispararse.

Brian Hutchison, quien es el compañero de cuarto universitario presuntamente heterosexual de visita de Michael, se hace cargo de la carga más pesada, en cuanto al desempeño. El personaje está ligeramente aturdido por estar en una fiesta gay y se encarga de impulsar la trama.

Esos son los actores de renombre, pero son los intérpretes que tienen menos líneas , Robin de Jesús y Michael Benjamin Washington, los que causan las mayores impresiones al final de la historia, cuando el alcohol se combina y dejar claro la narrativa central de la historia «los peores homófobos son secretamente homosexuales».

Los Chicos de la Banda

Temas que causan conmoción 

Aunque la película está basada en los hombres homosexuales de los 60´s, tiene muchas similitudes con la realidad actual, si bien, sabemos que la aceptación es mejor que hace años y ya existen leyes a favor de la comunidad LGBT, pero aún es difícil expresarse y sentirse libre en un ambiente dominado por los heteresoxuales. 

El punto de la historia tiene resonancias más allá de su época e incluso más allá del tema específico de las personas homosexuales, en general. Se trata de lo que sucede cuando las personas son rechazadas. De ahí la necesidad del movimiento por los derechos de los homosexuales, por su liberación, antes y ahora.

Aquí te dejamos el trailer: 
¿Qué opinan cinefilas y cinefilos? ¿Ya vieron los chicos de la banda? 

Escrito por:

Los chicos de la banda: realidad LGBT en los 60

Mónica Castellón

Cinéfila, estudiante de comunicación

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *