Escrito por:

The Crown Temporada 4: ¿La Más esperada y la mejor?

Mónica Castellón

Cinéfila, estudiante de comunicación

23 noviembre, 2020
|
Escrito por: Mónica Castellón
La cuarta temporada de The Crown es sin duda una de las más esperadas del año, sobre todo gracias a su apasionantes personajes femeninos en torno a Isabel II, Margaret Thatcher y la Princesa Diana. 

Después de examinar la complicada vida joven del Príncipe Carlos, quien choca contra el grueso muro de tradiciones en la temporada tres, esta cuarta temporada explora la década 1989-1990. Un período turbulento para el Reino Unido, entre los trastornos sociales por las políticas de austeridad económica de Margaret Thatcher y el matrimonio caótico del príncipe Carlos y Diana Spencer.

Esta cuarta temporada logra la hazaña de superar a las anteriores en dramaturgia y precisión, gracias a diálogos muy bien elaborados, un elenco brillante y episodios históricos. Isabel II intenta adaptarse al mundo moderno, tanto dentro de su familia como ante una Primera Ministra odiada por muchos y amada por otros.

Por otro lado, la figura del príncipe Carlos es muy oscura, y bien podría reavivar el resentimiento que la gente y los medios de comunicación han mantenido hacia él durante años, debido a que lo responsabilizan del malestar y depresión de la princesa.


Diana y Carlos

La nueva temporada fue de las más esperadas por los fanáticos por una razón: Diana. La perspectiva de ver a la Princesa de Corazones volver a la vida en la pantalla despertó la impaciencia desde el comienzo de la serie en 2016. La década de los 80 fue cuando el público se volvió verdaderamente apasionado por las aventuras de Buckingham gracias a la llegada de la joven Diana Spencer. El personaje es interceptada por la joven actriz, Emma Corrin que encuentra su primer papel importante en The Crown.

La temporada 3 ya nos había revelado que Carlos está enamorado de Camilla Shand, pero su amor es imposible. Siendo el heredero del trono, Carlos no puede permitirse tener un mal matrimonio, su elección recae entonces en la joven Diana, de tan solo dieciocho años cuando la conoce por primera vez.

Su historia, contada durante sus diez episodios, es fascinante. El cuento de hadas que esperaba la joven Diana (con tan solo 19 años al momento de su boda) cuando conoce al príncipe Carlos (mayor de 13 años) en 1980, se convertirá muy rápidamente en una auténtica pesadilla.

Desde el anuncio del compromiso, y la catastrófica entrevista en la que Carlos deja ver no estar enamorado de Diana , comienza la caída. La lenta agonía de Diana está marcada por famosos momentos de enfado e injusticias.

A partir del tercer episodio, Diana deja su vida adolescente, que patina sobre las impecables alfombras de Buckingham mientras escucha música en su walkman, para dejar paso a una mujer más madura y con nuevas responsabilidades. Desde los primeros días de matrimonio se siente abandonada por Carlos y sus suegros, lo que provoca una profunda depresión que se agrava por la bulima que sufría. Sin duda, las escenas de su enfermedad son duras, pero necesarias para reflejar el infierno que vivió Diana.

Carlos, a pesar de su comportamiento egoísta, también es víctima del protocolo real, donde la libertad no tiene cabida. Es aplastado por el sistema y prefiere atacar a su esposa antes que a su madre, que se niega a escucharlo.

The Crown

Margaret Thatcher

Otra gran figura del Reino Unido en los años 80 viene a brillar en la serie: Margaret Thatcher, interpretada por Gillian Anderson que se desliza admirablemente en la piel de Iron Lady e imita su postura y voz maravillosamente. 

De toda la relación entre un Primer Ministro y la Reina, la de las dos mujeres es hasta ahora la más poderosa y cautivadora. Política y económicamente, esta década fue uno de los períodos más oscuros de Inglaterra debido a las severas reformas de Thatcher: los disturbios en Irlanda, la Guerra de las Malvinas, las tensiones entre el Reino Unido y el Apartheid en Sudáfrica.

Pero, los anti-Thatcher se quedarán sorprendidos por la forma en que The Crown humaniza a esta política, y muestra asombrosas facetas de ella que revela sus debilidades y contradicciones. 

Sus enfrentamientos van desde los temas nacionales e internacionales, hasta problemas más personales (sus hijos). La intimidad que nos muestra The Crown con este personaje, nos permite ver un poco más sobre la personalidad de Thatcher en su complejo trabajo y su vida personal.

Sus diferencias encontraron su punto culminante en el tema del Apartheid en Sudáfrica. La reina estaba preocupada por las consecuencias para el futuro de la Commonwealth, mientras que Thatcher pensaba solo en términos de interés económico. El enfrentamiento de este problema contra la fría autoridad de la reina Isabel II se convierte en una de las relaciones más interesantes de la serie, debido a que la monarca muestra por primera vez un profundo desacuerdo con una líder femenina.

The Crown

La princesa Margarita

Helena Bonham Carter regresa como la Princesa Margarita. En esta temporada, la vemos cuestionarse sobre el significado de la vida y descubrirá un secreto familiar. Es por intermedio de su psicoterapeuta que conoce por primera vez la historia de sus primas Katherine y Nerissa Bowes-Lyon ,dos hermanas abandonadas por sus padres en una institución psiquiátrica cuando tenían 15 y 22 años. Aún más escandaloso, Margarita encuentra en la biblioteca una edición de Burke ‘s Peerage (un libro sobre familias nobles en el Reino Unido) que afirma que las dos mujeres murieron en 1961, pero de hecho estaban vivas.

Desde los años 80, la hermana de la reina Isabel II experimentó muchos problemas de salud relacionados con su consumo de alcohol y tabaquismo excesivo. Según la prensa inglesa, habría fumado hasta 60 cigarrillos al día.

Algo que representa mucho esta temporada es la falta de empatía de la reina por quienes la rodean, como es costumbre, sólo se importará por sus responsabilidades y apariencias. Para Margarita, su familia es una máquina despiadada lista para escupir a cualquiera que exprese un carácter o necesidades demasiado personales.

The Crown

En resumen, la temporada cuatro de The Crown se devora sin moderación, y marca un punto importante: la llegada de la trama en un período ya conocido por el público de hoy, sobre el que se ha hecho su opinión desde hace mucho tiempo, y que habrá proyectado muchas expectativas sobre la serie. También hay que aplaudir el fantástico trabajo de maquillaje, peinado y vestuario realizado una vez más. 

¿Qué opinan cinefilias y cinéfilos? ¿Qué les pareció la nueva temporada de The Crown?

Escrito por:

The Crown Temporada 4: ¿La Más esperada y la mejor?

Mónica Castellón

Cinéfila, estudiante de comunicación

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *