Escrito por:

5 razones para ver Sorry for your Loss

Fer Ramirez

Conductora en Fuera de Foco y Fan Service. Storyteller, seriéfila, y saco de hiperactividad. Todos somos historias al final, sólo hay que asegurarnos de que sea una buena.

9 octubre, 2019
|
Escrito por: Fer Ramirez

La serie original de Facebook Watch, Sorry for Your Loss, está de regreso con nuevos episodios. A la muerte de su esposo, Leigh Shaw debe encontrar la forma de volver a su vida. Sin embargo, reencontrarse consigo misma y con aquellos que la rodean después de la tragedia, es más complicado de lo que muchos podrían pensar. 

  1. Espectro Emocional

Cuando se trata de trabajar con un tema tan amplio como el duelo tras la pérdida de un ser querido, por lo general los trazos de muchas historias quedan limitados a dos tipos de emociones: tristeza y enojo. 

En esta historia conocemos a Leigh Shaw (Elizabeth Olsen), una joven viuda quien se ve obligada a lidiar con la inesperada muerte de su esposo y retomar su vida tras la tragedia. 

Si algo sabe hacer Sorry for your Loss, es jugar con la amplia gama de emociones que dicho duelo puede ofrecer; sin limitar las acciones de su personaje principal, ni cerrando la historia a ciertos estereotipos. 

Más que hacer complejo a su viaje narrativo, la serie envía a su público a través del nudo de emociones que su protagonista enfrenta; sin preguntárselo dos veces, antes de sumergir a la audiencia en un profundo océano de sentimientos. 

2. Cómo lidiar con la pérdida

Sorry for your Loss toca dos puntos vitales. El primero, la necesidad de Leigh por averiguar más sobre la vida y muerte de su esposo; ese miedo a no haber conocido del todo a la persona con la que compartió los años más importantes de su vida y todos los secretos que pudieron haberse quedado enterrados tras la muerte de Matt

En segundo lugar, el mundo obligando a Leigh a seguir adelante con su vida a pesar de las circunstancias, y su truculenta reintegración a la rutina como si nada hubiera sucedido. Y es quizá esta parte lo que hace a Sorry for Your Loss extremadamente sincera y cruda: la forma en que empuja a su protagonista a moverse cuando todo en su vida pareciera haberse detenido por un momento; ese golpe de realidad en el que a diario alguien pierde la vida y al mismo tiempo, a su alrededor, muchos más pierden un pedazo de sí.

3. Sensibilidad y razón

Otra de las grandes virtudes de esta serie recae en la forma en que se conduce tanto a través de sus situaciones, diálogos, actuaciones y la manera en que cada personaje afronta los obstáculos correspondientes. Pues si bien, hay un amplio bosquejo de emociones y demás planteamientos humanos, también sabe utilizar la situación a su favor con inteligencia, entregando líneas audaces que mantienen la atención del espectador. La forma en que habla del luto, raya más lo poético que lo superficial. 

4. Elizabeth Olsen

No es secreto que Elizabeth Olsen, más que ser una figura actual de la cultura pop por su participación en proyectos del Marvel Cinematic Universe; es también una actriz de altos rangos, quien se luce escena tras escena en este show en particular. 

Pues, bien se ha dicho muchas veces que el buen actor no es aquel que estalla en llanto y berreos para demostrar emociones negativas; sino que aprende a hacer uso de la sutileza y los pequeños detalles para dejar en claro el perfil de sensaciones de su personaje. 

Olsen vive en Leigh Shaw de forma natural, entiende al personaje y le da un espíritu que la mantiene interesante en ambas temporadas. 

5. Original de Facebook Watch

Sorry for Your Loss es una serie original de Facebook Watch; cosa que ha mantenido al proyecto fresco incluso al empezar su segunda parte. La primera temporada completa está disponible en la fanpage de Facebook; mientras que la segunda temporada estrena episodios nuevos semanalmente, igualmente en la plataforma. Puedes encontrar la serie aquí.

 

Escrito por:

5 razones para ver Sorry for your Loss

Fer Ramirez

Conductora en Fuera de Foco y Fan Service. Storyteller, seriéfila, y saco de hiperactividad. Todos somos historias al final, sólo hay que asegurarnos de que sea una buena.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio está protegido por reCAPTCHA y se aplican la política de privacidad y los términos de servicio de Google.