Escrito por:

¡Criptomoneda basada en El Juego del Calamar fue un fraude!

Alejandro Ohtokani

Un romántico-crítico de la vida. Fanboy de Bergman y Walter Mercado.

3 noviembre, 2021
|
Escrito por: Alejandro Ohtokani
Creadores/as de la criptomoneda basada en El Juego del Calamar huyeron con las ganancias del proyecto. 

La semana pasada un grupo de personas lideradas por un tal David Kanny lanzaron una criptomoneda llamada SQUID, nombre inspirado en la serie más exitosa de Netflix: El Juego del Calamar (Squid Game en inglés), la cual según información de Xataka alcanzó un valor de 2 mil 856.64 dólares por unidad tras casi una semana en el mercado.

Tras lograr lo anterior, el lunes 1 de noviembre del 2021 el precio de la criptomoneda se desplomó a 0.0007, esto después de los/as fundadores/as  se retiraran con todas las ganancias logradas gracias a las personas que invirtieron en la susodicha, las cuales según el sitio web de Gizmodo -vía BBC-están estimadas en 3.8 millones de dólares

Un clásico

Xataka aclara que este movimiento es un clásico “tirón de alfombra”, en el cual los/as desarrolladores/as cobran rápidamente lo acumulado en una criptomoneda al cambiarlo por dinero real, lo que agota el fondo y hace insostenible su valor. 

Actualmente el sitio web donde se podían adquirir las criptomonedas inspiradas en El Juego del Calamar está fuera de servicio, y la cuenta oficial de Twitter de SQUID -la cual contaba con más de 57 mil seguidores- se encuentra sujeta a restricciones temporales debido a “actividad inusual”.

Juego del Calamar

Algo anda mal

Desde el inicio muchas personas estaban dudosas de adquirir esta criptomoneda debido a que la misma no contaba con el apoyo de la distribuidora de El Juego del Calamar: Netflix, compañía en la cual un tal David Kanny -CEO del proyecto estafador- se jactaba estar laborando desde hace 5 años, información que según podría comprobarse en LinkedIn, aspecto que muchas/os advertían que era falso pues en la plataforma digital de trabajo no existía ningún perfil con tal nombre y características.  

Un hilo un Twitter del usuario @asparagiii develó lo anterior, mostrando que todos los nombres y caras visibles del equipo de creativas/os eran identidades falsas, las cuales podrían haber sido creadas por un grupo de personas anónimas. 

Más banderas rojas que tu ex

Otras banderas rojas en torno al proyecto se levantaron cuando diversas personas se dieron cuenta que el sitio web de SQUID estaba repleto de errores ortográficos y gramaticales, mientras que en sus redes sociales tenían desactivadas todas las opciones de respuesta por parte de los/as usuarios/as. 

Las dudas aumentaron aún más cuando el portal CoinMarketCap reportó que aquellas personas que adquirieron la criptomoneda no tenían permitido venderla en Pancakeswap, esto por lo menos durante 3 años y como parte de un sistema antidumping: una serie de medidas creadas para mantener un precio equilibrado en el mercado que no afecte a la competencia.

Referente a esto último la página web de SQUID prometía a sus compradores/as  que podrían vender sus criptomonedas si ganaban una serie de juegos inspirados en El Juego del Calamar, dinámica que llevaba por nombre: Marbles, en el cual para participar tenían pagar una tarifa de 456 SQUID, los cuales sino pasaban el primer nivel no les serían devueltos. 

Esto no era parte del trato Rumpelstinski

Se desconoce si alguno de estos juegos fue llevado a cabo, sin embargo CoinMarketCap menciona que a pesar de todas las banderas rojas alrededor del proyecto, las personas pensaron que el proyecto era genuino debido a las diversas noticias de medios de comunicación que hablaban sobre SQUID.

Juego del Calamar
Cinéfilas y cinéfilos, ¿Qué opinan sobre esta estafa?

Escrito por:

¡Criptomoneda basada en El Juego del Calamar fue un fraude!

Alejandro Ohtokani

Un romántico-crítico de la vida. Fanboy de Bergman y Walter Mercado.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *