Escrito por:

Streaming vs Formato Físico: ¿Una batalla perdida?

Fátima Martínez

99% cinéfila 1% persona normal

18 agosto, 2020
|
Escrito por: Fátima Martínez
El streaming se ha posicionado como un fuerte rival para las formas convencionales de disfrutar películas y series.

Hasta hace no muchos años, los negocios de alquiler de películas eran los lugares favoritos de muchas personas. No era muy difícil llegar a ellos ya que siempre se podía encontrar uno cerca de casa, las personas vagaban dentro de ellos en busca del más reciente estreno o simplemente escoger una película para pasar la tarde, y esa era una de las decisiones más difíciles por tomar, ¿Cuál película rentar?

George Atkinson fue la persona que tuvo la gran idea de montar un videoclub en diciembre de 1977, él creía que el precio para comprar una cinta en formato VHS era muy elevado y sélo eran vistas un par de veces. Entonces, se le ocurrió la idea de que podría hacer negocio alquilándolas.

Puso un anuncio en el periódico y en poco tiempo comenzó a recibir miles de solicitudes. Así que, con ayuda de un amigo, adquirió las 50 películas que FOX había sacado y se instalaron en un local para alquilarlas al que llamaron “Video Station”. Para los años 80, estos establecimientos se implementaron rápidamente. Y así la historia del entretenimiento cambió para siempre.

Streaming

La época de Oro de Blockbuster

Fue a mediados de los 80 cuando llegó Blockbuster, la cadena de videoclubes más grande del mundo, que se convirtió en un símbolo en el alquiler de películas. Los establecimientos de Blockbuster eran difíciles de ignorar, pues no solo contaban con la renta de películas, también con videojuegos y, en algunos casos, hasta era posible alquilar la videoconsola misma.

Conforme pasaban los años, se iban adaptando a los nuevos formatos pasando del VHS al DVD, y con los videojuegos del Super Nintendo a los del Nintendo 64. Igualmente, el negocio comenzó a vender todo tipo de snacks y bebidas. Al final, ya era posible comprar películas y videojuegos en esas tiendas.

Hubo un tiempo que parecía que la era de los videoclubs no tendrían fin. Pero en realidad, estaban en plena época dorada cuando el primer rival se hacía presente: la piratería.

Por las calles se podía ver un montón de gente vendiendo películas no originales a un precio más bajo que el alquiler de los filmes, los videoclubs supieron llevar esta amenaza, pero mientras trataban de vencer esa batalla, el internet crecía y traía consigo un rival todavía más fuerte, con el que ya no pudieron competir.,

Streaming

¿El streaming destruyó el alquiler?

A finales de los 90 surgió Netflix, pero de una forma muy distinta a como se le conoce ahora a la gran empresa de streaming. Su fundador, Reed Hastings, alquilo la película Apolo 13 en un Blockbuster, pero la entregó con varios días de retraso. Entonces, enojado por la cantidad de dinero que tuvo que pagar, Hastings decidió crear su propio servicio de alquiler.

Comenzó sus operaciones siendo una compañía de alquiler de DVD, rentados por servicio en línea y entregados por vía postal, siendo algo innovador ya que las cadenas de renta de películas no contaban con ese servicio. Para el 2002. Netflix se consideraba “el servicio de alquiler DVD en línea más grande del mundo”

En 2007, esta empresa tuvo el cambio que la llevaría a estar en el ojo de todo el mundo. Netflix, introdujo el servicio de visualización por retransmisión en directo. Aunque la renta mediante correo postal seguía funcionando, ya sólo era posible disfrutar de su catalogó mediante computadoras. En 2008, la empresa buscó la posibilidad de que su contenido pudiera reproducirse en otros dispositivos, como lo fue en la consola de videojuegos XBOX. Un año después, el servicio llegó a las televisiones inteligentes y en 2010 ya era posible reproducir el contenido en otros aparatos que se pudieran conectar a internet como el Nintendo Wii, y los productos de Apple.

A mediados de los 2000, las cadenas de videoclubs se vieron amenazadas por la preferencia de las personas por el formato digital. Ya no era necesario acudir a sus instalaciones, ya que las personas podían disfrutar de una película en la sala de su casa con “solo un clic”, y al no encontrar o al no querer adaptarse a una forma de innovación comenzaron a cerrar sus instalaciones, como lo fue Blockbuster.

Streaming

Los Blu-ray: ¿El siguiente en irse?

Hace unos días, varios medios reportaban que el gigante del entretenimiento, Disney, dejaría de lado el Blu-ray para dedicarse solamente a la distribución de sus películas en formato digital. Aunque no hay un comunicado oficial que confirme o la niegue, hay que recordar que la plataforma Disney+ ya está en funcionamiento y tiene todo el contenido de Disney, Pixar, Marvel, Star Wars y National Geographic.

Resaltando que la plataforma estará disponible en Latinoamérica el próximo noviembre.

Streaming

Se regresa a la misma situación: los contenidos digitales provocan el desplazamiento de los formatos físicos. Los servicios de streaming representan una amenaza no solo para la distribución de cintas, sino también para la forma en la que se disfruta el cine mismo.

Cuando las plataformas de streaming comenzaron a presentar más contenido original, las salas de cine las consideraron como una amenaza, pues se encontraban a mayor disponibilidad del público, a menor costo y con un catálogo variado. La situación puso en alerta a las productoras, pues esperaban que la asistencia a las salas disminuyera.

¿Disney se está adelantando en tratar de adaptarse a los cambios que vendrán?

¿Ustedes qué opinan, Cinéfilas y Cinéfilos? ¿Creen que todo el futuro será 100% digital?

Escrito por:

Streaming vs Formato Físico: ¿Una batalla perdida?

Fátima Martínez

99% cinéfila 1% persona normal

Una Respuesta a “Streaming vs Formato Físico: ¿Una batalla perdida?”

  1. Avatar

    No creo que el futuro del cine sea ciento por ciento digital.
    Soy coleccionista de películas en DVD y veo todas las semanas como va aumentando (de forma lenta pero sostenida) el número de personas que concurre al videoclub de mi barrio (gente de poder adquisitivo medio-alto, en Mendoza, Argentina) a alquilar películas.
    No sé cuánto tendrá que ver el Covid19, pero pienso que no desaparecerá este «rebrote» tan saludarla por el cine «físico», digamos.
    Saludos.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *