Escrito por:

Top 6 de Películas Mexicanas de Terror que tal vez no conocías

Alejandro Ohtokani

Un romántico-crítico de la vida. Fanboy de Bergman y Walter Mercado.

30 octubre, 2020
|
Escrito por: Alejandro Ohtokani
Se acercan fechas tenebrosas y para celebrarlo Mónica Castellón y Alejandro Ohtokani les presentan seis películas mexicanas de terror indispensables. 

Quizá uno de los géneros más complejos de realizar en México es el del terror, pues su realidad histórica ya suele poseer dicha característica per se. Sin embargo, las/os realizadores/as de este país se han encargado de  brindar vida a grandes relatos en este ámbito: desde La Llorona en 1933, pasando por la filmografía de Carlos Enrique Taboada  y llegando a la actualidad con Vuelven de Issa López. Cada uno de estos y muchos otros títulos representan los miedos de lo que fuimos o somos.

México tiene una forma única de ver la muerte y celebrar anualmente el Día de los muertos con diferentes tradiciones a lo largo del país. En el cine, el terror está repleto de fantasmas, vampiros, crucifijos ensangrentados y muñecas diabólicas. Todo ello acentuado por una atmósfera polvorienta y misteriosa. Una cosa positiva del género de terror en México, principalmente en la etapa del cine clásico de horror de los cincuentas y sesentas, es que cuenta con un estilo más elegante y sutil al contar sus historias.

Sin embargo en diversas épocas podremos encontrar filmes que realicen honor al género, por lo que este top va dedicado a aquellos largometrajes imperdibles en estas festividades.

Películas Mexicanas de Terror

1.- El Vampiro (1957) 

Considerado un clásico del horror mexicano, El Vampiro presenta una leyenda que cuenta la historia de una hermosa joven (Ariadne Welter) que regresa a casa para organizar el funeral de su tía. Pero pronto descubre que toda la ciudad puede estar infestada de vampiros e incluso están en su propia familia.

Es protagonizada por Abel Salazar; como escritor, actor y productor, quien tuvo una gran participación en el horror mexicano que duró hasta mediados de la década de 1960. El personaje es bastante tradicional en términos de la apariencia del vampiro, el actor le da mucha seriedad y misterio con su vestuario. El entorno rural de los bosques apartados crean más terror y lo acompaña una gran banda sonora y efectos en el sonido, fundamentales en las películas de terror. 

Películas Mexicanas de Terror

2.- La invención de Cronos (1993)

Dirigida por Guillermo del Toro, Cronos cuenta la historia de un alquimista español del siglo XVI que desarrolla un dispositivo que proporciona vida eterna. Un investigador encuentra el pequeño objeto extraño con forma de escarabajo y al enrollarlo, se despliega con patas de araña que se aferran a él e insertan una aguja en su carne, con el se siente joven, vibrante de nuevo y descubre que tiene un nuevo gusto por la sangre.

Cronos tiene muchos personajes y tramas para cubrir, sin embargo, el director hace un buen uso de cada uno de ellos para encajar en la narrativa principal de la película, que es la codicia de la humanidad. Los personajes de este mundo desean algo fuera de su alcance y están dispuestos a sufrir y / o hacer sufrir a otros para lograrlo.

A pesar de que la historia es oscura, la personalidad y la maravilla infantil de Guillermo del Toro aún brillan en los diversos momentos tiernos y humorísticos de la película. 

Películas Mexicanas de Terror

3.- Hasta el viento tiene miedo (1968)

Esta película de terror es dirigida por Carlos Enrique Taboada y trata sobre un grupo de estudiantes universitarias, lideradas por Claudia (Alicia Bonet), que deciden investigar una torre de la localidad que ha figurado de manera recurrente en los inquietantes sueños de Claudia en donde ve el cuerpo de una mujer ahorcada. Más adelante, las suspenden de la escuela, pero Claudia se entera por una de las mujeres del personal que sueña es una estudiante que se suicidó años antes.

Esta película tiene muchos momentos espeluznantes; las sombras, figuras,  vientos feroces sin procedencia clara y la música de la oscuridad. Creo que es una película que ha sido influyente en términos de estilo y ambientación en el género de terror mexicano. También, tiene una atmósfera bastante melodramática con tintes góticos durante gran parte de su tiempo de ejecución, antes de que el fantasma cumpla su objetivo.

Películas Mexicanas de Terror

4.- Ladrón de Cadáveres (1957)

En la filmografía de Fernando Méndez existe un clara influencia por los monstruos clásicos de la literatura y el cine, no sólo adaptó con éxito la leyenda de Drácula a la idiosincrasia nacional, sino que también haría lo propio con Frankenstein y King Kong acondicionados en el mundo de la lucha libre. 

La trama gira en torno a la investigación de una serie de asesinatos que se estan perpetrando contra los luchadores, pues sus cuerpos inertes son utilizados por un malvado doctor que busca superar las barreras de la muerte y crear un ser que funja como su esbirro. 

Méndez entreteje una historia repleta de exposición, pero que transita con naturalidad entre el romance trágico y el subgénero nacional de monstruos y lucha libre que figuras como el Santo harían icónicas. Entre secuencias que expresan la emocionalidad mexicana por dicho deporte y peleas excelentemente coreografiadas, el cineasta mexicano busca reflexionar sobre los peligros de una sociedad que no interpone límites éticos a su desarrollo científico. 

Películas Mexicanas de Terror

5.- El escapulario (1968)

El mismo año que filmó para el gobierno los tristísimos y denunciables acontecimientos del 2 de Octubre,  Servando González estrenó este largometraje que gira en torno a un escapulario que salva la vida de todos los hijos de una familia. 

La realidad es que a nivel narrativo y técnico la cinta se trata de un ejercicio sobresaliente, tres líneas argumentales todas conectadas entre sí, se desenvuelven entre guerrillas y romances aderezados con elementos sobrenaturales. 

Es difícil no dejarse encantar por el trabajo de film blocking de su realizador, cuya propuesta sigue las acciones de sus protagonistas a lo largo de amplio espacios y secuencias, además la cámara transita con soltura entre tomas en primera persona que nos hacen partícipes de la historia, escenas que a través de su duración sin corte elaboran ambientes tensos, e inclusive componentes de animación.

Películas Mexicanas de Terror

6.- La puerta (1968)

Se trata de un cortometraje que formaría parte de una antología de miedo que nunca llegó a realizarse. Con el habitual colaborador de Buñuel: Luis Alcoriza en la dirección, Gabriel Figueroa en la fotografía e Ismael Rodríguez como productor, esta historia se centra en una cena aristócrata que ve su tranquilidad interrumpida, cuando se abre una puerta que da a un pasillo misterioso, de sus sombras emerge un hombre misterioso que aterra a los invitados. 

Las hipótesis de quién es este personaje son múltiples: algunos/as piensan que es un ladrón, otros que se trata de un monstruo de otra dimensión, sin embargo las dinámicas se invertirán y el peligro tomará tintes del minotauro planteado por Borges: un hombre atrapado una rutina inútil que desea salir de infernal encierro. 

¿Ustedes qué opinan, Cinéfilas y Cinéfilos? ¿Cuál es su película mexicana de terror favorita?

Escrito por:

Top 6 de Películas Mexicanas de Terror que tal vez no conocías

Alejandro Ohtokani

Un romántico-crítico de la vida. Fanboy de Bergman y Walter Mercado.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *